Especificaciones de seguridad sobre amamantar dentro de un portabebé

Debido a un triste caso reciente ocurrido en el Reino Unido (bebé de 26 días que falleció por asfixia siendo amamantando en posición cuna dentro de un fular elástico) asesoras de porteo de todo el mundo hemos decidido  redactar nuevas recomendaciones relacionadas a esta temática.

Amamantar es la actividad de mayor riesgo asociada al porteo, porque los bebés permanecen bajos en altura y sus vías respiratorias no quedan tan fácilmente visibles; por lo cual pueden sufrir asfixia postural, atragantarse o aspirar leche. Los bebés muy pequeños y que aún no controlan su cabeza no tienen tono muscular suficiente para poder salir de una posición peligrosa (nariz pegada o mentón sobre el pecho, por ejemplo). Por lo cual las recomendaciones actuales son:

  • Dentro de lo posible, evitar amamantar en portabebé hasta que el bebé tenga control de su cabeza y tronco (aproximadamente 4 meses en el caso de bebés nacidos a término).
  • Bajar al bebé en posición vertical con la cabeza libre de tela y las vías respiratorias siempre visibles. Acompañar con una mano y nunca dejar sin supervisión.
  • Evitar amamantar en posición cuna a menos que se esté muy consciente de ello.
  • Nunca cubrir la cabeza del bebé con tela mientras esté mamando.
  • Durante los primeros meses recomendamos sacar al bebé del portabebé y amamantar normalmente, mientras la lactancia se establece (y el bebé aprende una buena prendida).

 

Si la familia decide portear en posición cuna recomendamos tener en cuenta las recomendaciones de seguridad, chequear en todo momento las vías respiratorias y la posición de la cabeza. Idealmente el bebé deberá estar panza con panza, con sus brazos rodeando el cuerpo del adulto y ambas piernas juntas. Su mentón nunca debería tener la posibilidad de ir hacia adelante.

Reproducimos a continuación estadísticas (en este caso de Estados Unidos) acerca de la peligrosidad de la posición cuna mal utilizada. Este artículo pertenece a BabyWearing Institute.

Ya en marzo de 2010 la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo Masivo (CPSC por sus siglas en inglés) advirtió sobre el uso de portabebés debido a casos de bebés sofocados. Lamentablemente las advertencias eran sobre los portabebés en general cuando el problema real son los portabebés que cargan al bebé en posición de cuna. Los fabricantes y algunos educadores de porteo insisten en que la posición de cuna en el porteo es similar a llevar al bebé en brazos. Esto, lamentablemente, es engañoso porque un bebé sostenido en brazos no queda en la misma posición durante períodos de tiempo extendidos. Un bebé en brazos es movido con frecuencia y la persona que carga al bebé está mucho más atenta a su respiración que si el bebé está acostado dentro un portabebé, especialmente en los portabebés que se encuentran en el mercado donde el bebé está lejos de los sentidos de quien portea ya que el bebé cuelga a la altura del ombligo o aún debajo.

Todos los accidentes fatales de los últimos veinte años en los Estados Unidos fueron revisados y estas fueron las conclusiones.

La edad más crítica en la cuales los bebés mueren de asfixia posicional es desde el nacimiento hasta los 4 meses. La posición más crítica, por mucho, es la posición de cuna.

1-age

Los bebés de menos de 4 meses son el grupo de mayor riesgo. Un portabebé debe tomar en consideración que un bebé no puede sostener su cabeza, ya que el tono muscular no es suficiente en absoluto para ayudar al bebé si se encuentra en una posición comprometida como la posición cuna forzada.

2-position

Este gráfico claramente muestra que la posición cuna es la posición en la cual se encontraban la mayor parte de los bebés sofocados debido a la asfixia posicional o a un objeto que obstruyó sus vías respiratorias.

3-style

Ninguno de estos portabebés es lo que consideramos un buen portabebé excepto las dos bandoleras de anillas, que fueron usadas en posición cuna en lugar de en posición vertical. La mayoría de los incidentes ocurrieron en las bandoleras de tipo “bolsa” seguidas por las bandoleras acolchadas que no son ajustables y luego los pouchs. Todos estos portabebés, que pueden ser utilizados con un bebé mayor en posición erguida pero no son ajustables, representan un peligro de asfixia para un bebé pequeño. Las bandoleras de anillas usadas en posición cuna también representan un riesgo de seguridad.

Conclusión de BabyWearing Institute: la posición cuna es una posición de alto riesgo. Hay muchos portabebés en el mercado que permiten la posición vertical y son más seguros que cualquier portabebé que se utilice en posición cuna.

Traducción de Cangureando.

Anuncios

Movimiento Libre y Porteo

www-pinterest-com

¿Qué es el movimiento libre? “Se podría decir que el Movimiento Libre consiste en dejar que el bebé se mueva libremente y sin intervención del adulto. El movimiento se da de forma espontánea y autónoma. Al bebé/niño/a no se le coloca en ninguna posición a la que no haya llegado por sí mismo/a (salvo la inicial boca arriba) y en ningún caso se le exige, anima o incentiva a que realice ningún movimiento ni logre ninguna posición.” (Teta-à-Porter).

Fue la pediatra húngara Emmi Pikler quien investigó durante toda su vida las etapas del desarrollo motriz infantil y el bienestar físico, afectivo y psíquico de los bebés y a quien le debemos importantes descubrimientos relativos al desarrollo de la motricidad global del bebé que apuntan a favorecer el movimiento libre. De este trabajo se desprende su libro “Moverse en libertad. Desarrollo de la motricidad global” de 1969.

¿Cómo se conjuga la libertad de movimiento con el porteo? Emmi Pikler elaboró su trabajo dentro de un contexto de niños institucionalizados y no escribió específicamente sobre porteo. Aun así, consideramos que la Crianza en Brazos es totalmente compatible con el libre movimiento.

Cuando hablamos de Porteo Ergonómico, Seguro y Respetuoso estamos hablando de respeto por las etapas del desarrollo del niñoEsto significa no forzar posturas. El ajuste “punto a punto” en recién nacidos y bebés que aun no alcanzaron la verticalización por sí mismos apunta, justamente, a no llevar peso a una estructura ósea aun inmadura. El peso es soportado por el portabebé y el cuerpo del adulto; mientras que la posición acuclillada protege las cervicales, la columna y la cadera del bebé.

Como bien dice Romina Pérez Toldi, de Teta-à-Porter: “Siempre que el porteo sea ergonómico y seguro no existe el conflicto con el movimiento libre y la actividad autónomaPromover y respetar la capacidad autónoma del bebé también implica que sea él el que marque los tiempos de movimiento libre (y suelo) o de brazos según quiera y/o necesite.”

Si estás interesad@ en el Porteo Vertical te recomendamos este post.

Para más información sobre Movimiento Libre:

Grupo de Facebook Creciendo con Emmi Pikler – Movimiento en libertad

Movimiento Libre y Vida Cotidiana

Movimiento Libre y Actividad Autónoma

¿No debo portear en vertical a mi bebé hasta que se siente solo? ¿Si lo hago, lo daño?

Quienes formamos parte de Crianza en brazos no estamos de acuerdo con esta premisa. La evidencia científica actual y los profesionales expertos en porteo de todas partes del mundo coinciden en afirmar que un portabebé ergonómico bien utilizado en forma vertical no sólo no daña al bebé sino que lo beneficia en muchos sentidos, es más seguro (evita riesgo de asfixia postural), asegura que su cadera esté protegida, previene la plagiocefalia (cabeza achatada), entre otros puntos importantes.

Por otro lado, solemos ver que se confunde al hablar de porteo vertical. Portear en forma erguida a un bebé recién nacido en un portabebé que brinde ajuste punto a punto desde su cabeza hasta sus rodillas no es verticalizar. El peso del bebé no recae sobre su cuerpo, sino que es sostenido por la tela y el cuerpo del adulto. Muchos de los artículos que afirman que los bebés porteados en forma vertical sufren daños equiparan el uso de un fular con una mochila colgona, dejando en evidencia la falta de conocimientos respecto del porteo ergonómico, respetuoso y seguro.

Sí recomendamos respetar los tiempos evolutivos de cada bebé y usar portabebés sin ajuste punto a punto (por ejemplo, mochila ergonómica) a partir de que se los niños/as sientan por sí mismos y/o gatean.

 

Si tenés dudas no dejes de visitar los siguientes artículos de interés:

Instituto Internacional de displasia de cadera.

Cangureando | Porteo y displasia de cadera.

Cangureando | Desarrollo de la columna vertebral.

Cangureando | El porteo vertical y la profesionalización del porteo.

Mi Saquito Mágico | Espalda del bebé.

Documental francés Nacido para ser porteado.

Mi Saquito Mágico | Porteo horizontal VS vertical.

Kangura | Porteo horizontal VS vertical.

Kuyu | Biomecánica del porteo.

Mi Saquito Mágico | Porteo horizontal en el desarrollo fisiológico del bebé.

Felices en Brazos | Portabebés para prevenir la plagiocefalia.

Cangureando | Por qué portear en cuna es peligroso.

Cangureando | Por qué portear en posición vertical.

Teta-A-Porter | Movimiento Libre y Porteo Ergonómico. Resolviendo la controversia entre la autonomía y el apego primario al cuerpo de la madre.

De Monitos y Risas | Movimiento libre y Porteo: portear en vertical no interfiere.

El Gynkgo Mágico | Pikler, porteo y psicomotricidad.