El control cefálico, el porteo y la curiosidad en el primer trimestre de vida

preanudado-con-cuellito

¿Qué es el control cefálico? El control cefálico es una destreza básica para el desarrollo de nuestros bebés que se adquiere durante los tres primeros meses de vida. Cada bebé a su tiempo y sin necesidad de que realicemos ninguna estimulación en particular, siempre y cuando el desarrollo de nuestros hijos no se encuentre afectado por lesiones, patologías etc.

Para poder alcanzarlo, los músculos del cuello y la espalda deben encontrarse listos para sostener el peso de la cabeza; y, teniendo en cuenta que a esa edad la misma representa un tercio del peso total, claramente nos encontramos frente a una tarea ardua.

Durante los 9 meses de gestación uterina nuestros hijos vivieron en un medio líquido, sin el peso sobre los músculos que ejerce la fuerza de gravedad, con un repertorio limitado
de movimientos y encapullados en un patrón flexor generalizado (lo que llamamos posición fetal). Luego del parto, sus músculos comienzan a ejercitarse por el solo hecho de resistir sobre sí mismos la fuerza de gravedad ,por diferentes reflejos y reacciones que traemos al nacer, esto ya es una tarea grande que hace trabajar a nuestro cuerpo.

Al mismo tiempo, la visión no se encuentra completamente desarrollada. Sólo alcanza aproximadamente hasta el rostro de mamá al tomar la teta (unos 30 cm) y va desarrollándose lentamente. Pero durante todo este periodo, los ojos no se mueven independientemente de la cabeza, por ello giran su cuello cuando desean dirigir la mirada hacia un estímulo.

Conociendo toda esta información, entendemos por qué es tan importante utilizar con nuestros hijos recién nacidos portabebés que brinden un buen sostén cefálico. A pesar de que muchas veces creemos que esta destreza está alcanzada porque nuestro hijo sostiene de a ratos su cabeza, es muy importante entender que éste es un proceso gradual, que requiere de mucha fuerza física y sensorial de parte de nuestros hijos.

Cuando nos encontramos con un bebé curioso que desea hacer seguimiento visual de los estímulos del entorno, debemos pensar que esto no quiere decir que esté listo para afrontar el esfuerzo de sostener en forma independiente el peso de su cabeza por periodos largos. Por otro lado, cuando comienza a tirar su cabeza hacia atrás, arqueando su espalda, antes de suponer que está listo para dejar su cabeza libre, debemos revisar
algunos puntos tales como:

  • que no tenga pantalón con pie incluido (o cualquier ropa que genere tensión o presión en sus pies), en algunos casos este estímulo genera que el bebé comience a arquearse o estirar sus piernas (reflejo de marcha).
  • que el portabebe esté haciendo realmente un buen ajuste punto por punto, ya que
    pueden estar apareciendo reflejos por la sensación física de inseguridad (si tenés dudas sobre tu portabebé no dejes de escribirnos).
  • que no haya otras necesidades insatisfechas como hambre, pañal sucio, o necesidad de escuchar la voz de mamá / papá, etc.
  • que alguna parte del portabebé no esté molestando en la cabeza.

Si a pesar de controlar todos estos puntos, como mamá / papá sentís que tu hijo necesita
poder ampliar su campo visual y aún no ha adquirido el control cefálico, entonces podés brindarlo con tus manos, sosteniendo su zona cervical.

 

María Fernanda Iroume
Alumna de Crianza en Brazos Escuela de Porteo. Terapista Ocupacional. Estimuladora Temprana. Mamá de Azul, Franco y Fidel. Me desempeño en el área de Rehabilitación Física Pediátrica y Estimulación Temprana. Acompaño al niño y su familia en el proceso de mejorar su calidad de vida, fomentando la parentalidad intuitiva y la crianza respetuosa.

Bibliografía: Millani-Comparetti A. (1.963): Develop Med Child Neurol. 5:159-164.

Anuncios

Especificaciones de seguridad sobre amamantar dentro de un portabebé

Debido a un triste caso reciente ocurrido en el Reino Unido (bebé de 26 días que falleció por asfixia siendo amamantando en posición cuna dentro de un fular elástico) asesoras de porteo de todo el mundo hemos decidido  redactar nuevas recomendaciones relacionadas a esta temática.

Amamantar es la actividad de mayor riesgo asociada al porteo, porque los bebés permanecen bajos en altura y sus vías respiratorias no quedan tan fácilmente visibles; por lo cual pueden sufrir asfixia postural, atragantarse o aspirar leche. Los bebés muy pequeños y que aún no controlan su cabeza no tienen tono muscular suficiente para poder salir de una posición peligrosa (nariz pegada o mentón sobre el pecho, por ejemplo). Por lo cual las recomendaciones actuales son:

  • Dentro de lo posible, evitar amamantar en portabebé hasta que el bebé tenga control de su cabeza y tronco (aproximadamente 4 meses en el caso de bebés nacidos a término).
  • Bajar al bebé en posición vertical con la cabeza libre de tela y las vías respiratorias siempre visibles. Acompañar con una mano y nunca dejar sin supervisión.
  • Evitar amamantar en posición cuna a menos que se esté muy consciente de ello.
  • Nunca cubrir la cabeza del bebé con tela mientras esté mamando.
  • Durante los primeros meses recomendamos sacar al bebé del portabebé y amamantar normalmente, mientras la lactancia se establece (y el bebé aprende una buena prendida).

 

Si la familia decide portear en posición cuna recomendamos tener en cuenta las recomendaciones de seguridad, chequear en todo momento las vías respiratorias y la posición de la cabeza. Idealmente el bebé deberá estar panza con panza, con sus brazos rodeando el cuerpo del adulto y ambas piernas juntas. Su mentón nunca debería tener la posibilidad de ir hacia adelante.

Reproducimos a continuación estadísticas (en este caso de Estados Unidos) acerca de la peligrosidad de la posición cuna mal utilizada. Este artículo pertenece a BabyWearing Institute.

Ya en marzo de 2010 la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo Masivo (CPSC por sus siglas en inglés) advirtió sobre el uso de portabebés debido a casos de bebés sofocados. Lamentablemente las advertencias eran sobre los portabebés en general cuando el problema real son los portabebés que cargan al bebé en posición de cuna. Los fabricantes y algunos educadores de porteo insisten en que la posición de cuna en el porteo es similar a llevar al bebé en brazos. Esto, lamentablemente, es engañoso porque un bebé sostenido en brazos no queda en la misma posición durante períodos de tiempo extendidos. Un bebé en brazos es movido con frecuencia y la persona que carga al bebé está mucho más atenta a su respiración que si el bebé está acostado dentro un portabebé, especialmente en los portabebés que se encuentran en el mercado donde el bebé está lejos de los sentidos de quien portea ya que el bebé cuelga a la altura del ombligo o aún debajo.

Todos los accidentes fatales de los últimos veinte años en los Estados Unidos fueron revisados y estas fueron las conclusiones.

La edad más crítica en la cuales los bebés mueren de asfixia posicional es desde el nacimiento hasta los 4 meses. La posición más crítica, por mucho, es la posición de cuna.

1-age

Los bebés de menos de 4 meses son el grupo de mayor riesgo. Un portabebé debe tomar en consideración que un bebé no puede sostener su cabeza, ya que el tono muscular no es suficiente en absoluto para ayudar al bebé si se encuentra en una posición comprometida como la posición cuna forzada.

2-position

Este gráfico claramente muestra que la posición cuna es la posición en la cual se encontraban la mayor parte de los bebés sofocados debido a la asfixia posicional o a un objeto que obstruyó sus vías respiratorias.

3-style

Ninguno de estos portabebés es lo que consideramos un buen portabebé excepto las dos bandoleras de anillas, que fueron usadas en posición cuna en lugar de en posición vertical. La mayoría de los incidentes ocurrieron en las bandoleras de tipo “bolsa” seguidas por las bandoleras acolchadas que no son ajustables y luego los pouchs. Todos estos portabebés, que pueden ser utilizados con un bebé mayor en posición erguida pero no son ajustables, representan un peligro de asfixia para un bebé pequeño. Las bandoleras de anillas usadas en posición cuna también representan un riesgo de seguridad.

Conclusión de BabyWearing Institute: la posición cuna es una posición de alto riesgo. Hay muchos portabebés en el mercado que permiten la posición vertical y son más seguros que cualquier portabebé que se utilice en posición cuna.

Traducción de Cangureando.

¿No debo portear en vertical a mi bebé hasta que se siente solo? ¿Si lo hago, lo daño?

Quienes formamos parte de Crianza en brazos no estamos de acuerdo con esta premisa. La evidencia científica actual y los profesionales expertos en porteo de todas partes del mundo coinciden en afirmar que un portabebé ergonómico bien utilizado en forma vertical no sólo no daña al bebé sino que lo beneficia en muchos sentidos, es más seguro (evita riesgo de asfixia postural), asegura que su cadera esté protegida, previene la plagiocefalia (cabeza achatada), entre otros puntos importantes.

Por otro lado, solemos ver que se confunde al hablar de porteo vertical. Portear en forma erguida a un bebé recién nacido en un portabebé que brinde ajuste punto a punto desde su cabeza hasta sus rodillas no es verticalizar. El peso del bebé no recae sobre su cuerpo, sino que es sostenido por la tela y el cuerpo del adulto. Muchos de los artículos que afirman que los bebés porteados en forma vertical sufren daños equiparan el uso de un fular con una mochila colgona, dejando en evidencia la falta de conocimientos respecto del porteo ergonómico, respetuoso y seguro.

Sí recomendamos respetar los tiempos evolutivos de cada bebé y usar portabebés sin ajuste punto a punto (por ejemplo, mochila ergonómica) a partir de que se los niños/as sientan por sí mismos y/o gatean.

 

Si tenés dudas no dejes de visitar los siguientes artículos de interés:

Instituto Internacional de displasia de cadera.

Cangureando | Porteo y displasia de cadera.

Cangureando | Desarrollo de la columna vertebral.

Cangureando | El porteo vertical y la profesionalización del porteo.

Mi Saquito Mágico | Espalda del bebé.

Documental francés Nacido para ser porteado.

Mi Saquito Mágico | Porteo horizontal VS vertical.

Kangura | Porteo horizontal VS vertical.

Kuyu | Biomecánica del porteo.

Mi Saquito Mágico | Porteo horizontal en el desarrollo fisiológico del bebé.

Felices en Brazos | Portabebés para prevenir la plagiocefalia.

Cangureando | Por qué portear en cuna es peligroso.

Cangureando | Por qué portear en posición vertical.

Teta-A-Porter | Movimiento Libre y Porteo Ergonómico. Resolviendo la controversia entre la autonomía y el apego primario al cuerpo de la madre.

De Monitos y Risas | Movimiento libre y Porteo: portear en vertical no interfiere.

El Gynkgo Mágico | Pikler, porteo y psicomotricidad.