Especificaciones de seguridad sobre amamantar dentro de un portabebé

Debido a un triste caso reciente ocurrido en el Reino Unido (bebé de 26 días que falleció por asfixia siendo amamantando en posición cuna dentro de un fular elástico) asesoras de porteo de todo el mundo hemos decidido  redactar nuevas recomendaciones relacionadas a esta temática.

Amamantar es la actividad de mayor riesgo asociada al porteo, porque los bebés permanecen bajos en altura y sus vías respiratorias no quedan tan fácilmente visibles; por lo cual pueden sufrir asfixia postural, atragantarse o aspirar leche. Los bebés muy pequeños y que aún no controlan su cabeza no tienen tono muscular suficiente para poder salir de una posición peligrosa (nariz pegada o mentón sobre el pecho, por ejemplo). Por lo cual las recomendaciones actuales son:

  • Dentro de lo posible, evitar amamantar en portabebé hasta que el bebé tenga control de su cabeza y tronco (aproximadamente 4 meses en el caso de bebés nacidos a término).
  • Bajar al bebé en posición vertical con la cabeza libre de tela y las vías respiratorias siempre visibles. Acompañar con una mano y nunca dejar sin supervisión.
  • Evitar amamantar en posición cuna a menos que se esté muy consciente de ello.
  • Nunca cubrir la cabeza del bebé con tela mientras esté mamando.
  • Durante los primeros meses recomendamos sacar al bebé del portabebé y amamantar normalmente, mientras la lactancia se establece (y el bebé aprende una buena prendida).

 

Si la familia decide portear en posición cuna recomendamos tener en cuenta las recomendaciones de seguridad, chequear en todo momento las vías respiratorias y la posición de la cabeza. Idealmente el bebé deberá estar panza con panza, con sus brazos rodeando el cuerpo del adulto y ambas piernas juntas. Su mentón nunca debería tener la posibilidad de ir hacia adelante.

Reproducimos a continuación estadísticas (en este caso de Estados Unidos) acerca de la peligrosidad de la posición cuna mal utilizada. Este artículo pertenece a BabyWearing Institute.

Ya en marzo de 2010 la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo Masivo (CPSC por sus siglas en inglés) advirtió sobre el uso de portabebés debido a casos de bebés sofocados. Lamentablemente las advertencias eran sobre los portabebés en general cuando el problema real son los portabebés que cargan al bebé en posición de cuna. Los fabricantes y algunos educadores de porteo insisten en que la posición de cuna en el porteo es similar a llevar al bebé en brazos. Esto, lamentablemente, es engañoso porque un bebé sostenido en brazos no queda en la misma posición durante períodos de tiempo extendidos. Un bebé en brazos es movido con frecuencia y la persona que carga al bebé está mucho más atenta a su respiración que si el bebé está acostado dentro un portabebé, especialmente en los portabebés que se encuentran en el mercado donde el bebé está lejos de los sentidos de quien portea ya que el bebé cuelga a la altura del ombligo o aún debajo.

Todos los accidentes fatales de los últimos veinte años en los Estados Unidos fueron revisados y estas fueron las conclusiones.

La edad más crítica en la cuales los bebés mueren de asfixia posicional es desde el nacimiento hasta los 4 meses. La posición más crítica, por mucho, es la posición de cuna.

1-age

Los bebés de menos de 4 meses son el grupo de mayor riesgo. Un portabebé debe tomar en consideración que un bebé no puede sostener su cabeza, ya que el tono muscular no es suficiente en absoluto para ayudar al bebé si se encuentra en una posición comprometida como la posición cuna forzada.

2-position

Este gráfico claramente muestra que la posición cuna es la posición en la cual se encontraban la mayor parte de los bebés sofocados debido a la asfixia posicional o a un objeto que obstruyó sus vías respiratorias.

3-style

Ninguno de estos portabebés es lo que consideramos un buen portabebé excepto las dos bandoleras de anillas, que fueron usadas en posición cuna en lugar de en posición vertical. La mayoría de los incidentes ocurrieron en las bandoleras de tipo “bolsa” seguidas por las bandoleras acolchadas que no son ajustables y luego los pouchs. Todos estos portabebés, que pueden ser utilizados con un bebé mayor en posición erguida pero no son ajustables, representan un peligro de asfixia para un bebé pequeño. Las bandoleras de anillas usadas en posición cuna también representan un riesgo de seguridad.

Conclusión de BabyWearing Institute: la posición cuna es una posición de alto riesgo. Hay muchos portabebés en el mercado que permiten la posición vertical y son más seguros que cualquier portabebé que se utilice en posición cuna.

Traducción de Cangureando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s